Hoy se cumplen 37 años del nacimiento de uno de los productos icónicos de Apple y una de sus principales líneas de negocio que nos permitió ver la computación de otra forma, para conocer su importancia, debemos volver al pasado y conocer su historia con sus logros y sus fracasos.

Inicios

En 1976 Steve Jobs y Steve Wozniak finalizan la creación de 200 computadoras personales llamadas Apple I, con circuitos soldados a mano, sin monitor, con un valor de $666, un precio nada alto en comparación a los computadores del mercado en ese momento, debido al éxito alcanzado con este primer producto y lograr la venta de todas las unidades que fabricaron, decidieron fundar una compañía que llamaron Apple Computers Inc.

Fundaron así su empresa con el capital recolectado con las ventas de Apple I en 1977, iniciaron la producción de un segundo producto llamado Apple II, el cual era un equipo increíble, con un diseño destacable, que logró posicionarse como un éxito comercial en ventas, llevando la computación de los hogares y centros educativos, llegando a vender hasta 6.500.000 unidades.

Interfaz gráfica

Gracias al éxito del Apple II, la compañía de Steve Jobs creció rápidamente, lo que les permitió llegar a acuerdos comerciales con grandes empresas de la época; gracias a ello pudieron formar parte del pequeño y selecto grupo que podría ingresar a los laboratorios de innovación y desarrollo de Xerox en el que se gestaban ideas innovadoras para el futuro de la computación.

En una de esas visitas, al equipo de Apple le mostraron un sistema que reemplaza la común pantalla de texto del sistema por un sistema de ventanas con un puntero controlado por el usuario gracias a un periférico llamado “ratón”, Jobs quedó fascinado con este concepto llamado “interfaz gráfica de usuario”, de inmediato se convirtió en su obsesión, supo que estaba frente a una oportunidad que no podía dejar pasar y lo incluyó en sus siguientes computadoras.

 

1984: Macintosh

Un proyecto secreto llamado “Macintosh” fue el elegido por Steve para llevar la interfaz gráfica como insignia, además este equipo implementa una línea de diseño totalmente nueva en sus componentes físicos que primaba el diseño con un estilo minimalista “todo en uno”.

Un producto tan revolucionario tenía que calar en el consumidor, por lo que una buena campaña publicitaria podría ayudar en esa tarea. El equipo decidió hacer una sutil analogía entre IBM y Apple utilizando como base el libro 1984 de George Orwel, produciendo así un increíble video comercial que en tan solo un minuto logra mostrar al computador Macintosh como el liberador de las cadenas de la tiranía de las grandes corporaciones

Su diseño estaba inspirado en la escuela alemana Bauhaus
Procesador Apple M1

Sigue a la vanguardia

Los productos Macintosh evolucionan año tras año brindando a los usuarios la mejor experiencia de usuario posible. Desde el primer momento que utilizas el sistema operativo macOS en una computadora Apple, te das cuenta que estás utilizando un producto de alta calidad que ha sido pensado para facilitar el uso del día a día. Y no es solo que sea estético o bonito, sino que son computadoras muy potentes utilizadas por profesionales en computación, diseño e incluso producción audiovisual.

La línea Macintosh no para de innovar, a finales del año pasado presentaron su más revolucionario procesador llamado “M1”, basado en tecnología ARM, con un rendimiento excepcional y bajo consumo de energía que ha impresionado en rendimiento a la comunidad de usuarios.

 

Procesador Apple M1

Apple demuestra nuevamente, que luego de 37 años puede seguir innovando y construyendo la historia de la informática de consumo.

Melvin

Software Engineer

Apple demuestra nuevamente, que luego de 37 años puede seguir innovando y construyendo la historia de la informática de consumo.

January 25, 2021